lunes, 27 de marzo de 2017

Challenge M40 Esparraguera

La semana después de Papiol fue corta, deportivamente hablando. Lunes recuperación y martes también nos lo tomamos con calma. El miércoles cogía un avión destino Suiza para pasar unos días en Alemania. Viernes tarde aterrizo de nuevo en Barcelona, descanso y de nuevo el sábado salgo a estirar piernas, solo eso. Me esperaba un fin de semana de descanso en familia en la Termes de Montbrió, cuadrado al azar en un fin de semana sin challenge. Tanta inactividad me hizo plantearme la idea de volver a entrenar con sentido, cosa que no hacía desde septiembre del año pasado, cuando dejé a mi entrenador, ya que todo indicaba que iba directo a quirófano y no volvería rodar en un buen periodo de tiempo. Por suerte la previsión falló. Por el momento he esquivado el bisturí y sigo dando guerra, aunque lejos del estado de forma de antaño. Así que en uno de esos momentos en los que el dolor de los entrenos pasados está en el olvido, cojo el móvil y mando un mensaje a Rlulio para ver si podría volver a llevarme. Respuesta afirmativa y ya empezamos el lunes con los entrenos de calidad. Primer día, y cómo el que vuelve al trabajo después de vacaciones, parece que no te has ido. Acabo molido, ¡y es lunes!, el miércoles repetimos, aumentan los vatios, y con ellos el dolor de piernas. Jueves ya remato la semana llegando a casa con unas rampas que ni en carrera... El sábado soltamos y todo listo para correr el domingo en Esparraguera. 
Cómo la semana anterior vuelvo a ir acompañado de Fátima e Inés, que durante toda la carrera estuvieron animando al equipo.



Esta vez no tenemos mucho tiempo para calentar, hemos llegado bastante justos así que nos limitamos a dar una vuelta para ver el circuito y a colocarse. El circuito es diferente a los realizados hasta ahora, tiene bastante subida lo que en principio se nos adapta mejor. Por contra la meta pica hacia abajo y hay un par de curvas de salida en parado. 
El ritmo de salida no es matador, el equipo va bien colocado y va controlando las fugas, eso sí en la primera Joao tuvo que pegar un buen grito para que alguien secara. A partir de ahí nos ponemos las pilas. En las primeras vueltas, me encuentro bien y salto un par de veces a intentos de escapadas, esto me deja tocado y he de irme a la oficina a recuperar. Mientras tanto J.Olivella, V. Osorio, Manu y  Joao se encargan de controlar la cabeza e ir lanzado ataques. J.Olivella y Manu lo intentaron en varias y ocasiones al igual que Joao que consiguió crear la fuga buena. 
Lástima en estás primeras vueltas el abandono de Juamna y Marcos, caída y avería mecánica. Malaguita, que corría con un resfriado de aupa se mantenía en la parte trasera del grupo con Ángel, guardando para la parte final. Carlos el hombre boya, como alguno le ha llamado manteniendo la posición en el pelotón. Roque, también en el mismo, en la tercera vuelta enganchón en una curva y casi va al suelo, por suerte logra salvar la caída y puede continuar.
Una vez que se había hecho la fuga la cuestión era secar los intentos de otros corredores saltado a su rueda y romper los intentos de organizarse de otros equipos lanzando ataques. La verdad es que salió bastante bien. Cuando el grupo cogía ritmo Manu y J.Olivella saltaban creando movimiento y desordenando la cabeza. 
Esta vez los M50 y 60 salían tan solo con 1'30" de diferencia con nosotros. Al correr juntos la fuga llego al paquete de M50. 
Después de unas vueltas de relax vuelvo a cabeza, por allí aparecen también Ángel y Malaguita. Seguimos a lo nuestro. A falta de pocas vueltas para el final, nos comentan que la fuga ya llega, si hay patas intentar saltar. Aún quedan kilómetros, ya he recuperado bien pero decido controlar delante. Llegamos al último paso por contrameta, a partir de aquí, la carretera empieza picar con más intensidad. Lejos pero a la vista se ve el pelotón de M50, en principio la fuga debería estar aún más lejos. Salta un RCB, salgo a rueda y cazo, veo que a mi rueda llega Malaguita, así que con la inercia viendo las espaldas cubiertas abro gas, corto unos metros, pero no suficiente, el pelotón se estira, el hueco no aumenta y lo que si empieza a caer el la distancia con los 50. En el momento de girar llega a mis oídos un PARAAAAAA!!! Era Carlos, corto gas de inmediato. En ese momento pienso, solo estoy tensando y prefiere que me guarde para el sprint. Me mantengo en cabeza, pero con los vatios por los suelos, en cuanto el asfalto mejora paso de ir el primero del grupo al 30. Se acelera a tope para el sprint, me encuentro cerrado pero lanzo la bici. Consigo la suficiente velocidad para aprovechar un hueco salir del tumulto y tener pista de aceleración hasta meta. Consigo entrar 6 del pelotón. 
Por delante Joao ha hecho tercero, Madrigal RCB gana la carrera y en el Podium acompaña un corredor del F.A.E, equipo que mete dos corredores y se lleva la clasificación por equipos. Junto a ellos otro corredor del Andorra completa la escapa. Nosotros gracias a Joao en la escapada y las posiciones del resto del equipo en el paquete a 23s conseguimos una meritoria segundo posición por equipos. A nivel personal más que contento con el 11 puesto.
Una vez finalizada la carrera, Carlos me explica que la Joao, y el resto de la fuga iba en la cabeza del paquete de M50 y no por delante como creía. En este caso mi latigazo final había sido contraproducente a parte de restarme balas para el sprint. Por suerte todo salió bien. 
Dejo vídeo completo y resumen de carrera:



Esta semana hay pocos días para entrenar por trabajo, que me priva de correr en el Prat, Pero visto el planning de entreno va a ser duro. Os cuento en la crónica de La Cellera.

Nos vemos!

2 comentarios:

  1. Gran crónica de una buena carrera,te conozco poco pero viendote el otro dia como tirabas estoy seguro que vas a dar mucha guerra.

    Saludos Jordi y Gaaasss..!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, nos vemos dando pedales!

      Eliminar